martes, 6 de agosto de 2013

Reflexión 02

Libertad versión 2013

(Nota: El siguiente relato no busca herir susceptibilidades y quién lo escribe lamenta que sigan existiendo casos de privación ilegítima de las libertades)   

Desde hace un tiempo a esta parte, OPTÉ. Tan claro como eso. Opté por elegir que me hace libre y que no. A grandes rasgos fueron varias las decisiones pero las puedo resumir en:

1.       Elegir Felicidad: sin duda el estado que mejor se asocia con la libertad es el de ser feliz. Cuando somos felices no tenemos ni amarras, ni preocupaciones mundanas. Así las diferentes manifestaciones de la felicidad, como la risa, la alegría, la paz interior, etc. son pura y hermosa libertad. El Dato: no busquen una única fuente de felicidad. Al menos no externa. Ser felices es una decisión (una elección consciente) de cada uno y por ende es interna pero, como en mi caso, ciertas personitas externas son de gran ayuda ;)

2.       Out Malas Noticias: otra gran decisión que tomé estas últimas semanas (que se potenció gracias a no tener televisión hace 1 año ya), fue la de dejar de seguir en internet ciertos medios de comunicación que priorizan el morbo y el miedo a la información. O mejor dicho a las buenas noticias. Imposible sentirse libre si dependemos del humor e intereses de otras personas. Ser libre es saber, en alguna medida, ser inmune a ciertos agentes nocivos de la realidad.

3.       No Más Créditos: mi última y orgullosa gran elección. Hoy le dije chau a las tarjetas de crédito. No más falsos plásticos que prometen felicidad y libertades que distan mucho de "liberarte" y que sólo te dan una felicidad pasajera. No más deudas y no sólo deudas. No más resúmenes, no más financiaciones ni planes “zetas”, no más publicidades engañosas. Libre al fin!

Más allá de esta alegría renovada por sentir que cada vez más dependo de mi mismo para ser libre, quiero agregar un 4 valeroso punto (aunque cada uno puede agregar su punto de que es aquello que lo hace sentirse libre). Ser libre es alimentarse de las cosas lindas de la humanidad y del mundo:

Acá mi pequeño listado (el largo me lo reservo para unos mates con chipas): todos los libros, cualquiera sea el autor, nuevos o usados (disfruten de los usados que tienen algo más que contar); películas varias (libros llevadas a la gran pantalla o no?); personas lindas (por dentro) que tienen expresiones y opiniones de su existencia; viajes largos (a otro país) y/o cortos (caminar sin rubo por las calles de tu barrio); comidas dulces, picantes, sosas, raras o exóticas (el secreto de la buena comida es tener una excelente compañía para charlar); asado y buenos humos con amigos, acariciar perros (si son callejeros mejor); que los buenos sonidos nunca falten y que los malos nos hagan pensar; que el sexo no se acabe (y si se acaba que sea juntos) y que el amor sea más que un acto sexual; que el sonreír sea de manera natural; y que sea natural nuestra forma de ser, que para mal humor y falsas apariencias ya tenemos (ya no más) los medios de comunicación y las tarjetas de crédito.